Thursday, June 22, 2006

Los años '80


Ésta segunda etapa "implicó la institucionalización de los saberes, coincidiendo con la reconstrucción democrática y con los cambios paradigmáticos vinculados con los nuevos objetos más "culturalistas". También se destaca la aparición y el desarrollo de las carreras de Comunicación en la región. Como todo proceso de institucionalización, tuvo consecuencias ambiguas, ya que trajo aparejados aspectos positivos y negativos para las investigaciones y análisis: como positivo se puede mencionar la creciente facilidad para conseguir recursos, la aparición de publicaciones académicas, proliferación de congresos, etc. Pero, al mismo tiempo, comenzó un lento proceso que fue relegando la polémica desarrollada en la década pasada a sectores marginales de la investigación. La institución funciona mediante un mecanismo de reproducción, que debe garantizar que las condiciones que hacen que exista se reproduzcan.
Se debe decir también que se caracteriza al campo en los ochenta refiriéndose a su autonomización y su progresiva separación del accionar político.
El objetivo privilegiado va a ser la recepción. La obra más influyente de la etapa será De los medios a las mediaciones, de Jesús Martín Barbero (foto).
En cuanto al contexto socio- político y al marco teórico, se puede decir que es un periodo signado por las transiciones democráticas, caracterizado por la deuda externa y una revalorización de la democracia formal tanto por los sectores de la izquierda y como por los de la derecha. Nos encontramos con una diáspora de intelectuales que se hallaban desarraigados de los lugares en los que habían iniciado sus investigaciones. Así nuevos circuitos de investigación se establecieron en Latinoamérica.
Se habla tambien en esta época de procesos de migraciones internas en los países latinoamericanos, del paso de sociedades tradicionales a las culturas populares en las sociedades modernas.
Es interesante la crítica que plantean Mattelart y Neveu acerca de este apartamiento en el objeto de estudio: la discusión sobre el imperialismo cultural y la ideología dominante parece darse por finalizada prematuramente, bajo la justificación de la exagerada ponderación del poder del emisor que se había hecho en la década pasada. Asi se derivó en una nueva excesiva valoración: de la capacidad de elección e interpretación.
Se plantea en este momento la dimensión cultural de las practicas, marcando un desplazamiento desde la ideología hacia la cultura. Acompaña este hecho la crisis de la noción de clase (crisis del marxismo) para explicar el funcionamiento social.
En cuanto al marco teórico de la época se señala la existencia de un “nuevo circuito de intercambio” y una creciente presencia de la Escuela de Birmingham, quienes habían estudiado las audiencias y las culturas populares en Gran Bretaña. Hay también una re-lectura de Gramsci, su concepto de hegemonía guiará varias investigaciones, lo que derivará en una discusión en torno a las diferentes interpretaciones que generó: Brunner y García Canclini harán dos abordajes distintos de la cultura popular. El primero, mediante una lectura más ortodoxa de la teoría gramsciana, mientras que Canclini lo hará desde los planteos de Raymond Williams.
Todo esto va a repercutir en el método de análisis: se comenzó a analizar la comunicación de masas sin realizar crítica ideológica. El modo de acceder a "que hace la gente con los medios" es la interpretación histórica

0 Comments:

Post a Comment

<< Home